viernes, 14 de mayo de 2010

¿Como se obtiene estos elementos quimicos?

CALCIO

El calcio es un mineral que llega hasta la sangre a través de la dieta y de su movilización desde los huesos. Una ingesta permanente a través de alimentos ricos en calcio, de modo que se cubran las necesidades nutricionales, es esencial para prevenir enfermedades como la osteoporosis.

CARBONO

Los hidratos de carbono o carbohidratos, aportan gran cantidad de energía en la mayoría de las dietas humanas. Los alimentos ricos en carbohidratos suelen ser los más baratos y abundantes en comparación con los alimentos de alto contenido en proteínas o grasa. Los carbohidratos se queman durante el metabolismo para producir energía, liberando dióxido de carbono y agua. Los seres humanos también obtienen energía, aunque de manera más compleja, de las grasas y proteínas de la dieta, así como del alcohol.

POTASIO

El potasio se encuentra en las paredes celulares, has escuchado sobre la bomba sodio-potasio bueno es para los intercambios ionicos de electrones de la membrana, tambien se encuentra en los musculos. Como puedes ver todos los elementos estan interconectados y no se pueden encontrar solos como elemetos si no en compuestos.

MAGNESIO

Funciones

El magnesio es, de hecho, uno de los tres importantes minerales de los huesos, junto con el calcio y el fósforo.

Este mineral es uno de los principales ingredientes en los laxantes.

El magnesio está involucrado en pasar los elementos a través de las membranas celulares, que es una importante función relacionada con la relajación muscular.

La movilización del calcio a través de las membranas celulares causa la contracción muscular; cuando el calcio desaparece y es reemplazado por el magnesio, el músculo se relaja. El magnesio también juega un papel importante en la transmisión de impulsos nerviosos a través de las membranas celulares.

El magnesio trabaja junto con las enzimas, en la descomposición del azúcar que ha sido almacenada en el hígado de glucógeno a glucosa, forma en la que puede ser utilizado para la energía.

ZINC

El zinc es un mineral esencial para nuestro organismo. Está ampliamente distribuido en diferentes alimentos. Nuestro organismo contiene de 2 a 3 gr. de zinc.

Más del 85% del total de zinc presente en nuestro organismo de deposita en los músculos, huesos, testículos, cabellos, uñas y tejidos pigmentados del ojo.
Se elimina principalmente en las heces a través de secreciones biliares, pancreáticas e intestinales.

El requerimiento diario va desde los 2 a 10 mg. diarios y se encuentra mayormente en productos de mar, carnes y lácteos, aunque también en frutos secos y cereales fortificados. Su dosis diaria es cubierta naturalmente en una alimentación normal.

OXIGENO

Desde la concepción hasta el parto, durante aproximadamente nueve meses, la masa de un niño se multiplica aproximadamente por 6 mil millones de veces; y el crecimiento continúa después, hasta la madurez, hasta cerca de los 18 o 20 años.

La masa de un ser humano (y de todo ser vivo) se construye de materiales simples que son tomados del medio en forma de alimentos. Cuando llega el momento en que el crecimiento cesa, de todas maneras es necesario nutrir cada día el cuerpo porque se gasta energía y el organismo se repara constantemente.

Para tener una idea del desgaste corporal podemos decir que los restos de piel humana son la parte más importante (más de la mitad) del polvo que se acumula en las casas habitación, en los edificios públicos o en cualquier lugar cerrado al que concurre gente. También orinamos, sudamos y perdemos vapores (sobre todo de agua y bióxido de carbono).

La pérdida de materia está ligada a un gasto constante de energía en forma de calor y movimiento. Para obtener esa energía quemamos nuestra propia sustancia, utilizando para ello el aire que respiramos.

Como ejemplo burdo, podemos decir que un automóvil funciona de manera semejante que nuestro organismo. Tiene dos entradas: gasolina y aire que le permiten generar energía en forma de calor y movimiento. Nuestras entradas también son dos: los alimentos y el aire. Somos transformadores de materia y energía.

FOSFORO

Importancia del fósforo en nuestro organismo

El fósforo es un ingrediente esencial del hueso, segundo en importancia después del calcio, y estos dos minerales actúan como barómetro entre ellos para mantener una proporción. Cada hueso en el organismo contiene calcio y fósforo en una proporción de 2 a 1, y como dato curioso, la misma proporción se encuentra en la leche materna humana.

Su función

El 80% del fósforo en el cuerpo se localiza en los huesos, pero el sobrante que se encuentra en otras partes del cuerpo tiene una función importante en todas las reacciones químicas de nuestro cuerpo.

Está involucrado en la utilización en el organismo de grasas, proteínas y carbohidratos (azúcares).

El fósforo, al combinarse con las grasas de la sangre, forma unas sustancias llamadas fosfolípidos, los cuales son una parte importante en la estructura de las células. También, al combinarse con las proteínas y aminoácidos juegan un papel importante en la función de las células. Tiene un papel esencial en el almacenamiento y utilización de energía.

Cerca del 70% del fósforo de nuestra dieta diaria es absorbido en el intestino, y la vitamina D es importante para la absorción del fósforo.

SODIO

El sodio, en colaboración con el potasio, regula el equilibrio de los líquidos. Contribuye al proceso digestivo manteniendo una presión osmótica adecuada. Por último, al actuar en el interior de las células, participa en la conducción de los impulsos nerviosos.

Deficiencia: Es rara, pero si se produce se manifiesta con deshidratación, mareo y baja presión arterial. Puede haber pérdida de sodio a causa de diarrea, vómitos y una excesiva transpiración.

Ten en cuenta: El empleo de diuréticos para adelgazar, el sauna y el ejercicio intenso en época de calor conduce a pérdida de liquido que no se compensan con la simple ingestión de agua, de hecho, puede ser muy perjudicial, y se hace necesario ingerir líquidos enriquecidos con sodio.

Fuentes: Presentes en casi todos los alimentos. Sal de mesa, alimentos procesados, queso, pan, cereales, carnes y pescados ahumados, curados y en salmuera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada